miércoles, 10 de octubre de 2012

Al fútbol en Londres

Hicimos la previa en un bar a unos 200 metros del estadio del West Ham, Upton Park. Como no podía ser de otra guisa, la cerveza corría a mares minutos antes de entrar al campo. Y nosotros, para no desentonar, nos adaptamos a las costumbres locales. El objetivo que nos propusimos era entrar chispados al campo, y doy fe que lo conseguimos.

Así se ve el fútbol con otros ojos. Yo, que iba a Zorrilla a ver el Pucela tranquilamente -típico come pipas, a disfrutar, sin más-, hiciera frío o nevara, con mi amigo David, y cuando éste se ausentaba, con Dani. Pues el primer partido que veía en Inglaterra lo miré con otros ojos. Por lo menos los primeros minutos; que por otro lado, fueron los más entretenidos. Dos goles en los primeros compases del choque y emoción a raudales.

En la Academia del Fútbol Inglés





Aunque se trataban de un partido de Carling -actual Capitol One League; el marketing acabará por desnortar al fútbol- el ambiente debía ser parecido al de la Premier. El estadio estaba casi lleno, y solo se veían algunas calvas en ciertas zonas. Me sorprendió, la verdad, gratamente que los feligreses acudieran en masa a un partido de una competición menor.

Bien es cierto que, para que quede constancia, el West Ham es un equipo de barrio; con mucha historia pero de barrio. Es el orgullo del este de Londres (como bien rezaba mi bufanda), y por tanto los vecinos se desplazan encantados.


video


Toma falsa (?)


video

Momento único: Upton Park vacío



video



Alberto y yo durante el choque
El duelo, que empezó vibrante, se decantó pronto del lado de un Wigan más pausado, con más oficio y saber estar sobre el campo. El español Jordi Gomez fue el encargado de dar la puntilla al equipo local desde el punto de penalty. El resultado final (1-4) era lo de menos.

Habíamos cumplido el objetivo, pasarlo bien y ver el ambiente que se vive en un estadio Premier. Ya estoy ansioso por que llegue la próxima cita, en el campo del Arsenal, Chelsea, Tottenham...es lo bueno de estas megalópolis, que, cuentan con varios equipos de fútbol en la ciudad.



Unas fotos para inmortalizar la estampa -Upton Park vacío-, y alguna más en los aledaños del campo, como la escultura que recuerda a los héroes de 1966, a los campeones del mundo. Bobby Moore o Bobby Charlton, entre otros. Se acabó el día, una gran tarde en el Este de Londres.

Escultura que homenajea a los Campeones del Mundo